Certificación Energética

PONTE AL DÍA CON LA NORMATIVA Y CERTIFICA TU VIVIENDA

Simulación y estudio energético

DEFINE LAS NECESIDADES ENERGÉTICAS DE TU PROYECTO OPTIMIZANDO RECURSOS

Gestión Eficiente de la Energía

NUESTRA EXPERIENCIA A TU SERVICIO. TE ASESORAMOS, EMPIEZA A AHORRAR

Auditoría energética

EVALÚA TU VIVIENDA Y APUESTA POR LA EFICIENCIA ENERGÉTICA

Rehabilitación energética

AUMENTA TU CALIDAD DE VIDA APOSTANDO POR LA EDIFICACIÓN SOSTENIBLE

Proyectos de Intervención

SOMOS SOLUCIÓN EN TUS PROYECTOS

Contacto

Contacto

Equipo

Equipo
Últimas Noticias

¿UTILIZA LA CALEFACCIÓN DE UNA FORMA EFICIENTE? SIETE CONSEJOS PARA AHORRAR HASTA UN 20%

Con la llegada del otoño, hay que prepararse para recibir al frío. La calefacción es uno de los gastos más importantes del año y, por este motivo, se recomienda hacer un uso eficiente de la energía que se utiliza para calentar la vivienda y así evitarnos disgustos con las facturas. Para ello, resulta imprescindible elegir el tipo de calefacción que mejor se adapte a las necesidades de la vivienda.

 Hay que tener en cuenta factores como la zona donde está situada la vivienda, el aislamiento, cuantas personas residen en ella y hasta cuánto tiempo pasan en su interior. En este cuadro, elaborado por el portal Casaktua.com, analizan los distintos tipos de calefacción, sus costes y el tipo de vivienda para el que se recomienda. Los precios de la siguiente tabla no incluyen impuestos ni IVA.

 Según datos del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía, organismo perteneciente al Ministerio de Industria, Energía y Turismo, un hogar español consume 10.521 KWh al año y prácticamente la mitad de ese consumo se gasta en calefacción. Los expertos del portal inmobiliario aseguran que escoger bien el sistema para calentar nuestro hogar puede suponer un ahorro energético medio del 20%.

 La Unión Europea está implantando medidas extraordinarias para reducir el consumo de las calefacciones centrales, obligando a los países comunitarios a garantizar que los edificios dispongan de dispositivos de medición individuales antes del 31 de diciembre de 2016. Este sistema implica un ahorro medio de 224 euros por hogar y la disminución de 2,4 millones de toneladas de CO2 al año, según un estudio realizado por la Universidad de Alcalá.



 Invertir en el aislamiento, compensa 

 Uno de los puntos clave a la hora de ahorrar energía es el aislamiento de la vivienda. Los expertos de Casaktua.com consideran que una vivienda con un buen aislamiento térmico puede llegar a ahorrar hasta un 30% de energía, un porcentaje muy alto con un efecto directo tanto en la factura de la calefacción como en las emisiones de CO2 al medio ambiente.

 En este sentido, para lograr un consumo eficiente de la energía y sin necesidad de grandes inversiones, los expertos de este portal inmobiliario recomiendan:

1.- Comprobar que no existen fugas de energía en ventanas y puertas exteriores. En caso positivo, instalar burletes y cintas de material aislante para ajustarlas.

2.- Reforzar el aislamiento térmico de las paredes, suelos o techos a través del estuco sintético para reducir filtraciones de aire. En su defecto, también se pueden utilizar soluciones más sencillas como pinturas que reflejan la luz y consiguen mantener el calor.

3.- La colocación de alfombras permite reducir la pérdida de calor por el suelo. Además, los aislantes detrás de los zócalos son una buena manera de evitar fugas y mantener una sensación térmica ideal. 

4.- En invierno, es importante no olvidarse de bajar las persianas durante la noche y aprovechar al máximo las horas de sol dejando entrar los rayos a través del cristal de la ventana durante el día.

5.- Es fundamental ventilar bien la casa para evitar la acumulación de gases y humedades, tanto en invierno como en verano. Con 10 minutos es suficiente para renovar el aire de una habitación. Si nos pasamos de tiempo podemos enfriar en exceso la vivienda y por tanto tener que gastar más calefacción para recuperar una temperatura agradable.

6.- No tapar los radiadores ni utilizarlos para secar ropa mojada en la medida de lo posible, ya que se incrementa el consumo de energía y la pérdida de calor.

7. Por último, se recomienda realizar un correcto mantenimiento de la caldera para que el consumo sea óptimo.

El Confidencial

NO ES UNA UTOPÍA, SE PUEDE AHORRAR UN 50% EN LA FACTURA ENERGÉTICA DE UNA VIVIENDA. "El confidencial"

La obligatoriedad de contar con un certificado de eficiencia energética para quien quiere vender o alquilar su vivienda ha sacado a la luz las vergüenzas de nuestro parque inmobiliario. España cuenta con 25 millones de viviendas que consumen aproximadamente el 17% de toda la energía que cada año se consume en España.
Un parque inmobiliario a todas luces ineficiente desde el punto de vista energético puesto que España debería rehabilitar más de 11 millones de viviendas (el 44% del total) de aquí a 2050 para cumplir con los objetivos marcados por la Comisión Europea en términos de ahorro energético. Estaríamos hablando de rehabilitar más de 300.000 viviendas cada año, debiendo realizar reformas energéticas profundas en más del 50% de las viviendas con mayor consumo de energía. 
Son datos de WWF, quien, en colaboración con la Fundación Reale y la Empresa Municipal del Suelo y la Vivienda de Madrid (EMVS), ha puesto en marcha la campaña ‘Mejora la energía de tu comunidad’ que incluye larehabilitación piloto que se está realizando en un edificio de viviendas en Madrid. El objetivo es demostrar a la sociedad española que a través de mejoras energéticas en un edificio de viviendas se puede reducir hasta en un 80% el consumo de energía en cada uno de los hogares. Un ahorro que en términos económicos se traduce en más de 680 euros al año por hogar en gastos, sin olvidar los beneficios que este menor consumo tendría también sobre el medio ambiente. Además, con las reforma propuestas también se consiguen edificios más inclusivos socialmente, y permiten abordar los problemas de pobreza energética del país y aumentar la calidad de vida de los ciudadanos.
Esta obra se está realizando, en colaboración con la EMVS, en la Ciudad de los Ángeles, en Madrid, en un edifico de los años 50 con graves deficiencias energéticas. La propuesta de rehabilitación incorpora las recomendaciones de la auditoría energética realizada en 2013 por la consultora Creara e incluye, entre otros elementos, la rehabilitación de la fachada y de la cubierta, el cambio de ventanas y contraventanas por otras más eficientes, así como la mejora de las instalaciones eléctricas y el cambio de las bombillas por otras más eficientes.
"Se trata de viviendas muy antiguas en las que entra mucho frío en invierno y mucho calor en verano. Solamente con la envolvente se puede conseguir un ahorro en el consumo energético del 50%. Pero se podría llegar a un ahorro del 80% con el cambio de las calderas y la introducción de paneles solares", explica Georgios Tragopoulos, técnico de eficiencia energética de WWF. "Además de un importante ahorro en la factura energética, se podría prolongar la vida útil del edificio otros 40 años", añade. 
¿Cómo pasar de una letra F a una D o una C?
El resultado de esta intervención energética va a suponer la transformación de este edificio no eficiente calificado como F en uno mucho más sostenible de clase D, mientras existe el margen de que llegue hasta la clase C. En consecuencia, los vecinos de esta comunidad verán reflejado este cambio en su factura energética, pudiendo llegar hasta un ahorro mensual de energía por encima del 50%, en comparación con la energía que sus viviendas consumían antes de la intervención. Además, mejorarán su calidad de vida gracias al aislamiento que aumenta el confort acústico y térmico, eliminando los ruidos externos y reduciendo las incomodidades vinculadas al exceso de frío o de calor, y gracias a la mejora del confort visual, adaptando la luz artificial a las necesidades de cada habitación durante las horas en que no hay luz natural.
"Afrontar esta rehabilitación supondrá una inversión total para cada una de las 10 viviendas de unos 25.000 euros. De los cuales, 21.000 están subvencionados por la administración pública", ha explicado José Luis López Delgado, arquitecto de CREA Arquitectos Consultores, encargado de este proyecto. "La inversión de la fachada se recuperaría aproximadamente en 10 años", ha apuntado. 
El germen de esta campaña es el gran consumo energético del sector residencial en España y que representa, como ya se ha apuntado, el 17% de la energía que consume todo el país. En este sentido, el ahorro que pueden alcanzar es importante para reducir las emisiones de CO2 y disminuir la dependencia energética de nuestro país. De este modo, también se crea un nuevo campo de inversión, así como empleo y, por tanto, se contribuye a paliar la crisis económica.
"Tenemos un enorme potencial de ahorro energético en España y las medidas y actuaciones encaminadas a conseguirlo supondrían un importante impulso a la economía española con la reactivación del sector de la construcción y el empleo. Invertir en rehabilitación sería un buen negocio para nuestro país", ha sentenciado Juan Carlos del Olmo, secretario general de WWF España. 
Calcula el consumo energético de su vivienda
A lo largo de 2013, esta asociación de defensa de la naturaliza ha desarrollado un trabajo político y técnico para identificar cuáles son las barreras que están impidiendo el despegue del sector de la rehabilitación energética y del autoconsumo en España y están llevando a cabo una serie de propuestas para cambiarlo, como por ejemplo el fomento de campañas de sensibilización ciudadana, la mejora de la coordinación administrativa o la mejora de la legislación vigente.
Esta campaña también cuenta con un importante eje divulgativo, a través de la realización de actividades de sensibilización y de concienciación ciudadana, como talleres específicos para comunidades de vecinos y material informativo. En concreto, destaca la herramienta online ‘La Comunidad Eficiente, 2.0’, que posibilita que cualquier ciudadano pueda realizar un análisis del consumo energético actual de su vivienda y, además, ofrece recomendaciones a los usuarios para disminuir su consumo energético, tanto dentro de las casas como en las zonas comunes de un edificio de vivienda.

"El confidencial"

EL MANTENIMIENTO DE LOS INMUEBLES A LA VENTA, UN AGUJERO NEGRO PARA DERROCHAR DINERO.



Existe un brutal déficit de eficiencia energética en los inmuebles a la venta, con elevados costes de mantenimiento y una rehabilitación energética de calado por delante.
“Según datos correspondientes a la Comunidad de Madrid, el 80,5% de los edificios tiene una calificación E, F y G, un 14,5% la D y un 4% la C. La inmensa mayoría de nuestro parque de edificios no cumple con los parámetros mínimos de eficiencia energética”, reza el informe Nueva Economía de las Ciudades, elaborado por Javier García Breva, exdirector general del Instituto para la Diversificación y Ahorro de Energía (IDAE). “La diferencia de los costes de mantenimiento de un edificio puede incrementarse fácilmente en un 30%, y determinar la decisión de compra de un inversor chino o ruso”. Desde el 1 de junio, la venta o alquiler de vivienda necesita un certificado de eficiencia, etiqueta que va desde la A a la G en función del mayor o menor ahorro energético.

Un estado de cosas que coincide con los datos que maneja GREENHOMES. De hecho, después de nuestra experiencia en el sector, “la calificación más habitual es la E, y la mejor calificación obtenida es la C”. El gasto energético en un edificio de oficinas es una partida crucial a tener en cuenta a la hora de realizar una compra o alquiler”, en tanto “una buena calificación se traduce en un importante ahorro en mantenimiento”. La estimación contempla cuestiones como la iluminación, el nivel de ocupación, etc.
Pocas dudas existen de que el margen es enorme. Para GREENHOMES, sólo los edificios de oficinas (el 6% del total en España, con 1,8 millones de inmuebles) tienen una potencia de ahorro energético de 1.380 millones, una cuarta parte de todo el consumo en un año. “La Ley 8/2013 y la posterior actualización del Código Técnico de la Edificación de la Orden 1635/2013 del Ministerio de Fomento para elevar a B la calificación energética mínima de los edificios vienen a mejorar y completar el Real Decreto 235/2013 y superar su carácter meramente informativo”. Dicho de otro modo, la certificación ha pasado a formar parte del denominado Informe de Evaluación del Edificio y el incumplimiento de sus recomendaciones constituirá infracción urbanística.
Los edificios que cuentan con algún tipo de certificación energética, además de un menor consumo de energía y, por tanto, de un menor gasto, suelen tener unas tasas de ocupación algo más elevadas (un 3,4% más) que los edificios tradicionales, mientras que los inquilinos suelen pagar también algo más de alquiler (un 1,5% más), según revela el estudio Who pays for Green, de la consultora inmobiliaria CBRE.
Además, el hecho de que un edificio sea más o menos eficiente, o lo que es lo mismo, que consuma más o menos energía, también tiene un impacto directo sobre sus precios de venta. Según un estudio del Grupo CoStar, el mayor proveedor de información sobre el mercado inmobiliario de Estados Unidos, este tipo de inmuebles suele presentar un precio de venta entre un 9% hasta un 30% más elevado.
En España, la eficiencia energética ha sido clave en algunas operaciones inmobiliarias. Por ejemplo, la elección de la nueva sede de Abengoa, un edificio situado en el paseo de la Castellana, 43, propiedad de Inmobiliaria Colonial y totalmente remodelado para convertirse en uno de los primeros inmuebles con certificado LEEDs (green building) en la zona prime de Madrid. O la nueva sede de Iberia en el complejo Bussines Park, propiedad también de Colonial, ubicada en el número 49 de la calle madrileña de Martínez Villergas, y con certificación de eficiencia energética 'A'.
Desde GREENHOMES reconocemos que a pesar de que la mayoría de los edificios existentes en España disponen de la tecnología adecuada para controlar su gasto energético, se desperdicia mucha energía con el consiguiente gasto económico que eso supone para los inquilinos o propietarios de los inmuebles. 
“El potencial de ahorro tanto energético como económico es muy elevado. Existen sistemas de monitorización que, a través de analizadores de redes y sensores que recogen la información directamente del edificio y en tiempo real, permiten controlar el consumo de energía que hace en cada momento y optimizar el gasto, puesto que permiten extraer patrones de consumo y detectar anomalías, así como el perjuicio económico que estas suponen para la empresa en cuestión”, todos estos servicios y muchos más los ofrecemos en GREENHOMES.
Apostar por este tipo de energías tiene, inevitablemente, un coste económico para las compañías y pequeños propietarios, lo que en un entorno de crisis como el actual está echando para atrás a muchas empresas. Sin embargo, GREENHOMES asegura que casi todos los proyectos presentan un retorno de la inversión aproximadamente de 18 meses y muchos, por debajo incluso de los 12.
EQUIPO GREENHOMES

EL 95% DE LOS EDIFICIOS SUSPENDE EN EFICIENCIA ENERGÉTICA

Desde junio las viviendas y edificios deben tener su etiqueta energética. Poco a poco, casas y pisos van solicitando su certificado energético y el primer balance, seis meses después, no parece ser precisamente positivo. El 95% del parque de los edificios de España requiere actuaciones de eficiencia energética. 

El dato lo aporta el presidente de la Fundación Renovables y de N2E, Javier García Breva, a partir de las conclusiones de un análisis sobre eficiencia. Claro que tan poca eficacia energética tiene su lado positivo en plena crisis: captar hasta 4.000 millones de euros en ayudas europeas hasta 2020.

Desde GREENHOMES podemos afirmar que el uso de la energía se ha convertido en uno de los principales factores de competitividad en el sector de la construcción y jugará un importante papel en el urbanismo del futuro. La factura energética es un coste relevante en la explotación de un edificio, e irá en aumento. 

Según nuestras estimaciones, el potencial de ahorro de energía que existe entre una calificación energética G y otra A es de un 80%. "Indudablemente, estas cifras suponen una excelente oportunidad de actividad y empleo que no hay que desperdiciar. La normativa más reciente obliga a elevar la calificación energética y se pretende facilitar la rehabilitación energética de edificios como instrumento no solo de reducción de los costes de la energía sino también de reactivación del mercado". 

Destacamos que "la inmensa mayoría" del parque de edificios "no cumple con los parámetros mínimos de eficiencia energética", al tiempo que la nueva legislación convierte a la certificación energética en parte del Informe de Evaluación del Edificio (IEE). El incumplimiento de sus recomendaciones constituirá infracción urbanística y se sancionará el falseamiento de sus datos.

"Se trata de que la actividad inmobiliaria y de la construcción pase del exclusivo negocio financiero a la economía real. Es el poder transformador de la energía", señala el presidente de la Fundación Renovables, antes de pronosticar que la eficiencia energética será una nueva especialización productiva que contribuirá al crecimiento de la economía y del empleo.


Equipo GREENHOMES